Voluntariado

¿CÓMO PUEDO AYUDAR?


ÉCHALE MATERIAL

 

La gente de la comunidad te enseñará cómo utilizar la máquina para producir Ecoblock.

ÉCHALE A LA CONSTRUCCIÓN

 

Ayudaremos en varias tareas de construcción, los técnicos nos indicarán cuáles son necesarias. 

ÉCHALE ALEGRÍA

 

Saquémosle una sonrisa a las personas que han pasado por momentos difíciles. 

“No hay nada más fuerte en el mundo que el corazón de un voluntario”. 

¿CÓMO FUNCIONA?


1.  Forma tu grupo

Platícales a tus amigos de qué se trata el voluntariado y forma un grupo de 20 a 40 personas dispuestos a poner su granito de arena. 

2. Asigna una fecha

Avísanos qué dia te queda mejor para acompañarnos a campo, puede ser entre semana o en fines de semana. 

3. Cotización

Te mandaremos el presupuesto del voluntariado para que puedas empezar a recaudar los fondos necesarios. 

4. ¡Vámonos!

¡Prepárate para vivir una experiencia inolvidable! Que no se te olvide traer jeans, botas, gorra, agua, un snack y ponerte bloqueador antes de salir. 

¿QUIÉN PUEDE PARTICIPAR?


Amigos y Familiares

Empresas

Escuelas y Universidades

TESTIMONIO


Alicia Calvo Flores


Alicia Calvo Flores de 57 años de edad, viuda y madre de 2 niños de 15 y 23 años y 1 niña de 18 años. La familia Calvo vive en San Simonito en el municipio de Tenancingo, Morelos. 


Ella se encontraba trabajando en el aseo del Kinder cuando ocurrió el sismo del 19 de septiembre. Todos fueron a la cancha de fútbol para protegerse y ahí fue cuando empezó a sentirse mareada, un señor le dijo que saliera y se acostara en una camioneta verde que se encontraba en la calle, ella hizo caso y al estar en la camioneta se desmayó. 


Las abejas del pueblo se desataron y le picarón cerca de 500. Cuando ella despertó nadie le hacia caso, todos corrían con miedo por las calles, el señor de la camioneta finalmente la encontró y la llevo al hospital, el veneno de las abejas le había hecho mucho daño. 


Uno de sus hijos la buscó y le comentó que no encontraba a su hermano que había ido a la secundaria. Alicia sintió mucho miedo, pero después de unas horas les informaron que su hijo ya había aparecido y que se encontraba bien. 


Al llegar a casa, toda la familia se encontró con la sorpresa de que se había colapsado. Alicia tardó varias semanas en poder regresar a trabajar ya que tomó tiempo sentirse bien por los piquetes de abeja.  


Alicia y sus 3 hijos están durmiendo en su cocina, que esta construida con palos y lonas.


 Su casa se encuentra hasta arriba de un barranco por lo que es muy complicado subir el material; el voluntariado de Bain Company nos acompaño a San Simonito para poder subir los Ecoblocks hasta el terreno de la familia Calvo y de esta manera poder empezar a construir.


 “Me da mucho gusto que haya llegado la gente a ayudar hasta acá arriba, ojalá haya más personas que quisieran ayudar porque no nada más yo, bastante gente todavía necesita ayuda”.


Alicia Calvo Flores.